Calendario Celta

Unos 500 años a.C., los griegos clásicos llamaron «celtas» a los pueblos que habitaban las tierras del occidente europeo, denominación que desapareció de los textos aproximadamente en el siglo V d. C.

El descubrimiento en el siglo XVIII de las relaciones entre ciertas lenguas de los confines atlánticos y el antiguo galo llevó a denominar el grupo lingüístico como «céltico», y actualmente se designa «celta» a todo pueblo que hablaba alguna de las lenguas «célticas»: galos, galeses, gallegos y gálatas, bretones y britanos, belgas y boios, escoceses e irlandeses, entre otros.

De todos ellos, los escoceses y galeses de Gran Bretaña, los bretones de Francia y los irlandeses, son los únicos en perpetuar hoy en día la memoria lingüística de los antiguos pueblos celtas que antaño ocupaban gran parte de Europa, desde los Cárpatos hasta el Atlántico y las Islas Británicas, y desde las llanuras del norte de Europa hasta las riberas del Mediterráneo.

A principios del siglo XX, la investigación arqueológica vinculó esos pueblos con la cultura material de La Tène(1), basada en la metalurgia del hierro.

Ciertos vínculos religiosos entre los diferentes grupos célticos servían también para vincular el vasto mosaico histórico, étnico, material y lingüístico del grupo celta.

Otra de las afinidades culturales era el cómputo del tiempo, su calendario, una muestra del cual, el llamado Calendario de Coligny, un calendario litúrgico cuyas marcas son agujeros.
Calendario de Coligny
El calendario celta era luni-solar, con meses equivalentes a ciclos lunares y años con cantidades variables de meses, con el fin de ajustar determinados períodos (5 años de 62 meses) a las estaciones.

Ese ajuste consistía en intercalar 2 meses de 30 días en cada lustro, el primero llamado «Mid», y el otro, dos años y medio después, «Ciallos».

En cada siglo, de 30 años, se suprimía un mes intercalar, con lo cual se conseguía una duración media de 365,2 días por año, casi tan ajustado como el calendario gregoriano.

El año céltico constaba de 2 semestres, el primero «sombrío» o «de mal tiempo» (noviembre-abril HN) y el otro «claro» o «de buen tiempo» (mayo-octubre HN).

El primer mes del año, «Samon[ios]», se iniciaba con la fiesta de «Samhain» o «Trinox Samoni», cuarenta días después del equinoccio de otoño (22 de septiembre HN), y que más tarde fue cristianizada como fiesta de Todos los Santos.

El primer mes del segundo semestre también empezaba con otra fiesta, el «Árbol de mayo» o las «Flores de mayo», cuarenta días después del equinoccio de primavera (21 de marzo HN).

Cada mes estaba formado por 2 quincenas, la segunda de las cuales se centraba en la luna nueva o «Atenoux».

Los celtas contaban los días a partir de la puesta del Sol, tal y como dice César en La Guerra de las Galias (libro VI: XVIII):

Los galos afirman que son descendientes de Plutón y que eso les ha sido transmitido por los druidas. Por ello todo lo cuentan no según el número de días, sino de noches; los aniversarios de nacimientos y los inicios de los meses y de los años se cuentan como que el día sigue a la noche.

Según Robert Graves (en La diosa blanca), los druidas denominaban los meses según el nombre del árbol que florecía o fructificaba en la época correspondiente.

Para dicho autor, los años de 13 meses tenían la siguiente relación con los árboles:

Beth abedul 24 diciembre – 20 enero
Luuis serbal 21 enero -17 febrero
Nion fresno 18 febrero – 17 marzo
Fearn aliso 8 marzo – 14 abril
Saille sauce 15 abril – 12 mayo
Vath espino 13 mayo – 09 junio
Duir roble 10 junio – 07 julio
Tinne acebo 08 julio -04 agosto
Coll avellano 05 agosto – 01 septiembre
Muin viña 02 septiembre – 29 septiembre
Gort hiedra 30 septiembre – 27 octubre
Ngetal carrizo 28 octubre – 24 noviembre
Ruis saúco 25 noviembre – 22 diciembre

Datos relacionados a Hemisferio Norte (HN)

Publicado en: en 10/03/2008 a las 8:27 pm Comments (1)

The URI to TrackBack this entry is: http://blog.soranji.cl/wp-trackback.php?p=103

RSS feed for comments on this post.

One Comment Deja un comentario

  1. On 06/04/2008 at 6:20 am Guadalupe Said:

    Interesante! lástima que no tenga memoria eidetica..me gustaría conservarlo en un cajon especial del archivo de mi memoria. Gracias!

Deja un comentario